DestacadoGastronomíaRecetas sanas y fáciles para hacer en casa

Auténticas cookies de chocolate americanas estilo soft-baked (blanditas)

Perfectas para preparar con los niños

Siempre he sentido predilección por estas galletas pero solo me gustan cuando son blanditas, si están secas, se me hacen muy pesadas de comer. Así que después de investigar y probar varias recetas descubrí que este tipo de cookies blanditas se llaman soft-baked y, claro, cabezona como soy, no he parado hasta dar con una receta que quedara perfecta y, a la vez, fuese sencilla y fácil para preparar con el rey de la casa que, además, de ayudarme a mezclar ingredientes y a moldear las bolitas de masa, aprovecha para comerse los chips de chocolate.

Ahí va mi receta favorita.

Ingredientes

410 gramos de harina especial repostería

250 gramos de mantequilla

110 gramos de azúcar moreno

110 gramos de azúcar blanco

2 cucharadas de bicarbonato sódico

3 cucharaditas de Maizena

Media cucharadita de café de sal

2 huevos + 2 yemas (a ser posible de gallina campera)

Esencia de vainilla (una cucharadita de café)

Chips de chocolate (un paquete de los de tipo Dr. Oetker)

Elaboración

Tamizamos la harina junto con el bicarbonato, la Maizena y la sal.

Calentamos la mantequilla sin que hierva, solo hasta que esté tipo pomada y terminamos de revolver hasta hacerla líquida. Añadimos los azúcares y batimos hasta emulsionar.

A la mezcla anterior le añadimos los huevos y la esencia de vainilla y mezclamos a mano con batidor hasta que esté homogéneo.

Sumamos los ingredientes secos, es decir, todo lo que previamente hemos tamizado hasta que esté todo bien integrado.

Para terminar, adicionamos los chips de chocolate (no todos, porque deberemos guardarnos algunos para el momento de hornear.

Una vez tengamos esta masa preparada, la envolvemos en un film transparente en forma de rulo, cerramos enroscando el sobrante lateral como si fuera un caramelo e introducimos en el frigo por un par de horas mínimo (puede estar hasta el día siguiente).

 

La masa lista para ir al frigo
La masa lista para ir al frigo

Pasado este tiempo (en el que buscamos que endurezca), sacamos los rulos de la nevera y cortamos en lonchas de 1 cm y cada una la moldeamos en forma de bola.

Bolitas de masa preparadas
Bolitas de masa preparadas

Las colocamos en la bandeja del horno (a la que habremos puesto un papel de hornear) bien separadas entre ellas. Yo meto de 9 en 9. Sobre cada bola (a la que daremos un golpecito con la palma de la mano para aplastar un poquito) colocamos cuatro o cinco chispitas de choco.

Bandeja lista para el horno
Bandeja de cookies listas para el horno

Que no os extrañe hacer bolas, al llevar mucha mantequilla, la mezcla, con el calor del horno, se irá deshaciendo hasta “desparramarse” y quedar con forma de galleta.

El horno ha de estar precalentado a 160º durante 10 minutos, momento en el que introduciremos la primera bandeja.

El gran truco es el tiempo de horneado. Con esto conseguiremos unas cookies soft-baked, es decir, con un suave horneado y, por tanto, blanditas. Lo que yo hago es poner el cronómetro 9 minutos y a partir de ahí vigilarlas 2 más. NUNCA deben superar los 11 minutos porque entonces endurecerán. Que no os haga dudar que al tocar la masa caliente estén blanditas. Es normal. Se debe a  que la mantequilla está caliente.

horneando cookies
Cookies en el horno

Cuando ya las tengamos fuera del horno, desplazaremos a la encimera o una mesa el papel de cocinar con las galletas y procederemos a utilizar nuevamente la bandeja. Pero NO INTENTÉIS manipularlas antes de que enfríen. Han de hacerlo sobre el papel de cocción y en un sitio plano.

Una vez frías, podéis meterlas en un tupperware o en un recipiente de cristal especial para guardar galletas.

Cookies en el tarro
Cookies en el tarro

¡Os garantizo que están deliciosas y que los peques se divierten mucho ayudando (y robando chips de choco)!

 

Show More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − Diez =

Close