Recetas sanas y fáciles para hacer en casa

Salmón ahumado hecho en casa

Si os gustan las recetas sencillas y resultonas esta del salmón ahumado hecho en casa os va a rechiflar. Es fácil, económica, rápida y súper versátil, porque una vez lo tengáis hecho os servirá para hacer un montón de platos.

Para hacerla solo necesitáis dos ingredientes: salmón y sal. El salmón lo compráis en la pescadería de confianza y la sal podéis utilizar la clásica sal gruesa que se compra en paquete de 1 kilo o una sal ahumada que podéis comprar, por ejemplo, en Mercadona. Yo utilizo esta porque le da ese toque ahumado al salmón que es tan especial y que solo vais a poder conseguir así porque no os veo yo ahumando en la cocina de casa con una fogata 😂

¡Ah! Otra cosa súper positiva que tiene esta receta de salmón ahumado hecho en casa es el precio. Y es que el salmón ahumado básico que compramos en el supermercado se suele vender a unos 30€/kilo (y a partir de ahí, dependiendo del tipo de salmón…) pero este os saldrá muchísimo más barato ya que lo compraréis al precio que esté en la pescadería. Creo que la última vez yo lo compré a 8,95€/kilo. Así que fijaos qué diferencia de precio… ¡3 veces más barato!

Ingredientes:

  • Sal gruesa ahumada
  • Salmón ahumado (un trozo del ancho de dos rodajas, separado en dos lomos y sin piel ni espina)

Elaboración:

  • Repasáis los lomos para comprobar que no quedan espinas. Si hay alguna la quitáis (yo tengo una pinza especial para estos menesteres que va genial pero si no la tenéis podéis hacerlo con un poquito de paciencia).
  • Cogéis un tupper en el que os quepan los trozos de salmón y ponéis una capa de sal de aproximadamente 1 cm en el fondo. Sobre ella colocáis los lomos de salmón y cubrís con otra capa de sal (tiene que quedar bien tapadito). Le ponéis la tapa al tupper y lo dejáis en la nevera 24 horas.
  • Pasado este tiempo lo sacáis, pasáis los lomos por debajo del grifo y laváis bien con agua fría. Secáis bien y envolvéis en film transparente. Yo quito la sal del tupper, lo seco y lo vuelvo a utilizar para guardar el pescado enfilmado. Lo volvéis a meter en la nevera y lo dejáis reposar otras 24 horas.
  • Pasado este tiempo ya está listo para comer. Solo tenéis que cortarlo según la receta que vayáis a hacer y disfrutarlo.

A mí por ejemplo me encanta con unos blinis (ya sabéis, esa especie de tortitas pequeñas, típicas de la cocina eslava) y un poco de nata agria… ¡es un entrante perfecto para cuando tienes invitados en casa! Pero tiene un montón de opciones: en ensalada con manzana ácida; en tosta con aguacate; en una quitche; en tostadas de pan moreno con mantequilla… ¡Echad a volar la imaginación porque da muchísimo juego!

Salmón ahumado hecho en casa en ensalada
Mirad qué buena pinta esta ensalada con salmón ahumado hecho en casa, manzana ácida, mézclum y aguacate
Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Trece + diecinueve =

Ver también

Close
Close