Ideas prácticasMaternidad

Elegir un colchón para la cuna o la camita

Elegir un colchón para la cuna o para la camita puede convertirse en una difícil tarea ya que, hoy en día, en el mercado hay muchas opciones. Además, no sé si a vosotros os pasa, pero últimamente en tiendas especializadas de niños he notado que lo que yo antes creía que era profesionalidad, hoy pienso que realmente es llevarte hacia lo que a ellos les interesa vender. Por eso, prefiero investigar en fuentes más neutras y después buscar dónde conseguir lo que más me han convencido.

Os hago un resumen de los tipos que, básicamente, podéis encontrar hoy en un establecimiento que cuente con colchones para cunas o “mini camas” (ya sean de las pequeñitas –como la que tenemos nosotros que es de 70 x 1,60- o de esas que crecen con el niño, es decir, extensibles) para que podáis elegir un colchón de forma adecuada.

Colchón de espuma poliuretano: yo creo que estos son los que teníamos todos cuando éramos pequeños. Sin duda son los más baratos que se pueden encontrar hoy en el mercado pero se ha de tener en cuenta que al no transpirar dan muchísimo calor y hacen sudar al bebé.

Colchón de muelles embolsados: los muelles facilitan la circulación del aire por lo que puede ser una buena opción, aunque hay que vigilar que no sean muy duros.

Colchón viscoelástico: la mayor ventaja de este tipo de material es que permite que el peso del cuerpo se distribuya de forma uniforme por el colchón ayudando a mantener una correcta postura.

Colchón de látex: aquí hay que tener en cuenta algo muy importante. No es el mejor colchón si es de látex. Lo que lo convierte en una muy buena opción es que sea de látex natural. Si os fijáis en este tipo de colchones, veréis que suelen tener pequeños agujeros en toda su base. Esto es lo que garantiza la ventilación.

En resumidas cuentas, las mejores opciones serían el de látex natural y el viscoelástico, seguidos del de muelles embolsados y por último, el de espuma de toda la vida.

¡Ah! En cuanto a precios, pues obviamente varían en función del colchón y del establecimiento, pero para hacerse una idea, por ejemplo, en Ikea los de cuna (60 x 1,20 ) van de 21,99€ a 89,99€ (hay uno de 12,99€ que es más bien de los que llaman “de viaje”, pero obviamente con sus 5 cm de grosor no debe ser el colchón de una cuna de uso habitual) y los de camita pequeña o extensible oscilan entre 69 y 89€.

Espero que esto os ayude para poder elegir un colchón adecuado de forma más fácil.

Show More

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + Trece =

Close